flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Viernes de la primera semana de Adviento

Viernes, 6 de diciembre de 2019

Mateo 9, 27-31

Amigos, en nuestro Evangelio de hoy dos hombres ciegos le ruegan a Jesús que los cure.

La ceguera en la Biblia es a menudo un símbolo de la ceguera espiritual: la incapacidad de ver lo que realmente interesa. Centrados en los bienes mundanos de riqueza, placer, poder y honor la mayoría de la gente no ve cuán ciegos están de las cosas verdaderamente importantes: entregarse a la gracia de Dios y vivir una vida de amor. Si no te has rendido a la gracia de Dios, estás ciego. Qué maravilloso es, entonces, que estos hombres del Evangelio puedan clamar a Jesús en sus necesidades.

Están, por supuesto, haciendo una petición por una curación física, pero es mucho más que eso para nosotros. Es pedir por aquella sola cosa que finalmente importa: la visión espiritual – entender de qué trata mi vida, conocer la película completa, comprender adonde estoy yendo. Puedes tener toda la riqueza, el placer, el honor y el poder que quieras. Puedes tener todos los bienes mundanos que puedas desear. Pero si no puedes ver espiritualmente, no te harán ningún bien; probablemente te destruyan.

Reflexionemos: ¿Qué apegos mundanos bloquean a menudo tu visión espiritual y tu disposición a rendirte a la gracia de Dios?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?