flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Memoria de San Francisco Xavier

Martes, 3 de diciembre de 2019

Lucas 10, 21-24

Amigos, en el Evangelio de hoy Jesús otorga un alto valor a la inocencia infantil. ¿De qué se trata “lo infantil” que valora Jesús? Jesús mismo es el niño, el Hijo que ha recibido todo de su Padre. Vive en una actitud de receptividad, asimilando todo lo que el padre le ha dado. No está en control de su vida, sino que la recibe como un regalo.

Eso es lo que significa ser un niño pequeño: tener una actitud de receptividad que te permita ser movido por Dios y en los modos de Dios. El problema de “los sabios y los eruditos” no es que sean educados, sino que están tratando de gobernar y manejar sus propias vidas en sus propios términos antes que vivir en obediencia a Dios. Los sabios de verdad son aquellos que son como Cristo: niños pequeños delante de Dios.

Reflexionemos: ¿De qué manera necesitas ser más como un niño y mirar a Dios para recibir todo lo que él quiera darte?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?