flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Martes de la segunda semana de Adviento

Martes, 10 de diciembre de 2019

Mateo 18, 12-14

Amigos, Jesús pregunta en el Evangelio de hoy: “Si un hombre tiene cien ovejas y se le extravía una de ellas, ¿no dejará en los montes las noventa y nueve e irá a buscar la extraviada?”. Bien, ¡por supuesto que no! Ningún pastor que se precie de tal pensaría nunca en hacer algo así. Si fueras un pastor, recortarías tus pérdidas. Esa oveja probablemente esté muerta de todas formas si deambuló lo suficientemente lejos.

Pero debemos comprender que Dios es como un pastor loco. El amor de Dios arroja la cautela al viento por buscar la oveja perdida. Podríamos esperar que Dios sea bueno con aquellos que son buenos, y amable con aquellos que siguen sus mandamientos. Aquellos que no los siguen, los que deambulan lejos, están sencillamente perdidos. Dios podría darles unos pocos minutos, pero después estarían por las suyas.

No; Dios es como este pastor excéntrico. Dios ama irracionalmente, arriesgando todo con entusiasmo por encontrar al único que ha deambulado lejos. Qué buena noticia: Dios no ama de acuerdo a nuestra justicia estricta, sino que ama de acuerdo a su propia y excéntrica manera.

Reflexionemos: Medita sobre un tiempo en el que fuiste la oveja perdida y recibiste el excéntrico e irracional amor de Dios.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?